martes, 24 de agosto de 2010

Capítulo 1...

Un ruido corto pero penetrante despertó a Cristina de su letargo. La primera reacción que tuvo fue de frío, pero acto seguido se convirtió en el pánico más grande que jamás había sentido .Estaba en un lugar extraño y oscuro, pero a medida que sus ojos se iban acostumbrando a la escasa luz que se desprendía del frío lugar en el que se encontraba, comenzaba a distinguir una sala abandonada. Su miedo se iba acrecentando cada segundo. A medida que podía asimilar la situación; nada buena en la que estaba, intentaba recordar cómo habría ido a parar allí. No obtuvo ningún éxito y comenzó a temer más la situación si cabía. Giró lentamente su cabeza. Estaba aturdida. Alcanzó a verse atada de brazos y piernas debajo de una especie de mueble que no llegaba a reconocer. En ese mismo instante quiso gritar pidiendo ayuda. Como cabía de esperar también resulto nulo porque se encontraba totalmente amordazada. Tragó saliva, algo que le hizo notar un sabor muy amargo; el cual no llegó a reconocer. Intentó desesperadamente soltarse, realizando bruscos movimientos sin resultado alguno. Cristina era una chica de complexión delgada y tenía veinticuatro años recientes. Nunca llegó a considerarse excesivamente fuerte por lo que pronto desistió en su lucha. Volvió la cabeza a su izquierda para seguir analizando la siniestra sala. Le parecía que había más luz porque cada vez la podía analizar mejor. Se encontraba en una nave totalmente abandonada. El lugar le parecía cada vez más aterrador. Pudo observar varias mesas muy sucias y demacradas. De repente escuchó un ruido parecido al que la despertó. Su corazón pareció salirse de su pecho, pero miró a un lado de la mesa y se tranquilizó. Sólo había sido una rata corriendo que chocó con una de las sillas que acompañaban a las mesas; provocando que un frasco callera y golpeara el suelo sin romperse. Era una chica valiente. Una rata no le preocupaba, pero la situación en la que estaba era dantesca y muy difícil de asimilar. Se dio tiempo para pensar cual sería la causa por la que se encontraba secuestrada; y lo peor, quién podía haber cometido semejante barbaridad. Siguió pensando la razón inexplicable por la cual estaba viviendo aquella siniestra situación. No era una chica con altos ingresos y su familia tampoco vivía especialmente bien debido a la escasa economía que poseían. Cristina continuó dándole vueltas a la cabeza, sin saber que sus dudas se iban a esfumar en pocos instantes. De repente una puerta metálica sonó de una forma escandalosa. Evidentemente, la persona que entró no se encontraba de muy buen humor; asique Cristina perdió la esperanza de que fuera a recatarla del secuestro. Su pulso se aceleraba a medida que escuchaba unos pasos que avanzaban lentamente pero cada vez más altos; por lo que era claramente que se estaba acercando.


- ¿Qué tal estás preciosa? ¿Me echabas de menos?- Exclamó una voz grave- . Valla despiste, si no me puedes contestar porque tienes la boca tapada. Perdona mi brusquedad, pero no podía permitirte que armaras escándalo pese que aquí nadie puede oírte. No me gusta dejar cabos sueltos- continuó diciendo el recién llegado.

Cristina ya había asimilado que era la voz de un hombre, aun así, no lograba reconocerla lo más mínimo. Su cara tampoco lograba verla, ya que el hombre llevaba un pasamontañas. Lo único que tenía visible eran sus verdes ojos, a sabiendas que la chica nunca llegaría a distinguirlos por la oscuridad del lugar. También llevaba una gorra que le tapaba el pelo. Su ropa no era ni mucho menos extravagante. Llevaba unos pantalones vaqueros que no parecían muy viejos y una camiseta de manga corta totalmente negra. En su muñeca derecha tenía un coletero de color negro y en uno de sus dedos llevaba un anillo plateado.

- Supongo que te estarás preguntando muchas cosas, y yo intentaré resolvértelas- dijo el hombre con cierta ironía.

Acto seguido dio unos pasos llegando a la altura de Cristina portando un cuchillo. Se arrodilló ante ella. La chica temblaba pensando que ese era su fin.

- ¡Tranquila! Me gusta dar un motivo del porqué hago las cosas- comentó antes de quitarle la mordaza con el cuchillo.

- ¡Quién eres, que quieres de mí!- Gritó Cristina a la vez que comenzó a dar gritos suplicando ayuda.

- No te esfuerces, nadie puede oírte- contestó el hombre con cierta tranquilidad- . No esperaba que te acordaras de mí. Han pasado muchísimos años desde la última vez que nos vimos. Puedes llamarme Jato- prosiguió.

Cristina no entendía absolutamente nada. No reconoció ni por un segundo la voz de hombre y el nombre de Jato no lo había escuchado en su vida.

- Perdona pero no me gusta dar mi nombre. Cosas de la misión, ya me comprendes.

En ese preciso instante Jato le puso a Cristina una foto delante. En la foto había una especie de atracción de madera por la que los niños corrían con sus monopatines. Dicho artefacto parecía estar situado en un parque por el césped que tenía alrededor.

- ¿No te suena de nada? ¿Nunca has estado allí?- preguntó Jato más nervioso- . Pues yo recuerdo que lo pasamos muy bien. Te perdono que no te acuerdes porque eras muy pequeña, aunque según para que cosas- Continuó diciendo Jato a medida que soltaba carcajadas, las cuales desquiciaban completamente a Cristina.

La chica negó con la cabeza a la vez que intentaba pensar, a sabiendas que lo tendría que haber visto alguna vez. Ya había desistido de gritar, viendo el resultado nulo que había obtenido.

Pasaron escasos cinco segundos cuando Cristina lo vio más claro.

¡Tú eres… arghhhhhhh¡

No pudo completar su frase, ya que en ese mismo momento Jato asestó una puñalada tras otra en su pecho hasta que consiguió su propósito; matarla.

- Un poco tarde para reconocerme- dijo Jato sabiendo que ya hablaba completamente solo.

Pasaron dos horas hasta que Jato decidió salir del lugar. Quiso hacer tiempo para que la noche fuera más turbia. Metió el cuerpo sin vida de Cristina en el maletero de su coche. Después se subió en el asiento del conductor y arrancó el coche. Sólo quedaba llevar el cuerpo hacía su lugar premeditado para que la gente contemplara “su obra”.

17 comentarios:

Cathiie dijo...

DIIOOS DIOS DIOSSS!! estoy totalmente enganxada espero k esta istoria se sigaa eh ¬¬
besitos!!:)

B€!t@ dijo...

jajjaj se seguirá!!!!!!xD por eso no lo dudes!!!! me ha dejado todo el marron a mi!!! xD gracias por el comentario!!!

Cristina dijo...

ostiaaaaaaaaa!!! que pasadaaaaaaaaaa!! alaa tiaaa me encanta beaa!! y pakito tb haces un buen trabajo jejej me habeis dejado enganchada pero dioos!! no puede ser!! he muerto ya en el primer capituloo!!! =( k triste xDDD con lo joven ke ra para morir... xD

B€!t@ dijo...

jajajajaja!!!! ya ves!!!! ay cosas contadas de echos reales, pero no diré nada mas!!! xD, solo aclararé ke los asesinatos no son reales, jajajaja!!!!! no m os vayais a asustar!!!!xD me alegro ke te guste, ami ahora m toca el segundo capítulo, asik... a saber como lo hago!!xD te kiero cristi!! ^_^

Pako y Bea dijo...

me alegro de k os guste y tranki k aunke ayas cosas reales no matamos a nadie y claro k seguira k falta mucho aun por saber jeje

la_ninia_eli dijo...

dioooos me encanta!!!!!
pero como puede matar a la xica?? y kien es???

B€!t@ dijo...

jajaja pues matandola, esk eli... vaya preguntas que haces mujer!!!!! xD
y no diremos kien es pork sino... se jode la historia!!!!!xD más adelante se sabran cosillas!!!! xD besotes

musician_girl dijo...

ostia...
dios mío, es muy de serie de ficción ¡ME ENCANTA!
GRACIAS :D

peggi17 dijo...

me encantooo xicosss, siento n haber leidoo antes, aunq n podida, peroo me he alegrad de meterme ahora y leerlaaa xDD, deseandoo leer el siguiente avisarrr pliss xDD besitos

peggi17 dijo...

nm deja seguiros, lo sientooo en el proximo capp vere si m deja dar a seguirrr, pero vams pasarmee el eventoo y avisarmee Beitaa q sabess q yo leooo todo lo q escribas xDD, tq wapa

B€!t@ dijo...

jajajajajajaja!!!!! musician_girl, me alegra de veras que te haya gustado!!!! es muy.. de asesinatos!!!! xD jajajajaja!!! m alegro de veras que te encante y espero k nos sigas encantada!!!!

manoli, cariño... decirte a ti.... ke m encanta ke komentes en los blog!!! tu nos comentas todo, en blogs, tuentis, eventos... eres una de las mas fieles seguidoras que tengo y tenemos!!!! sea pakito en esta historia y cristina en la nuestra o suya!!!! me alegro de veras que leas todo lo que ecribo!!! te kiero un monton wapisimaaaa!!!!! y no te preokupes que te avisaremos con eventos!!!! muuuuuuaks!!!!

TraVeLeR dijo...

Muy bien redactada,en el genero policial,suspenso,hacen que la gente viva esas emociones tan humanas,que a menudo se siente al caminar a oscuras por la calle de regreso a casa,espero alguna vez,tener en mis manos un libro con tu nombre impreso.

B€!t@ dijo...

Yo espero que alguna vez tengas algun libro mio en tus manos, ejejejeje!!! me alegro un monton que te guste!!!! espero que pako suba el siguiente pronto!!!! besotes y gracias por comentar y leernos!!! muaks!!!

Vermouth dijo...

me encantó chicoos, es geniial! ya mismo leo el siguiente capiitulo :)

Yersey Owen dijo...

Hola! Cumpliendo con los propósitos del blog que creé, aquí estoy.

La verdad es que me ha llamado mucho la atención el primer capitulo, pues ha sido intenso, jeje. Asún así, cuando comencé a leerlo pensé que era un prólogo o algo y al conocer la sinopsis de la historia no esperaba que se narrase la parte del asesino, pero es una buena idea, xD.

En cuanto a la forma de escribir, está bien, pero tiene sque cuidar un poco los acentos y los párrafos demasiado largos, sobretodo al principio.

De momento me gusta, así que voy a por el segundo.

B€!t@ dijo...

Este capítulo lo escribió mi compañero, ya ke lo escribo con un amigo. Yo escribo los capis pares. Me alegro que hagas este tipo de críticas y ojala nunca dejes de leer esta historia, de veras que intentaremos hacerlo lo mejor posible. Bss

Adol dijo...

Cuando hace un rato me decías que no dejara de pasarme tenías razón. Es una pasada. Muy pronto tendrás más comentarios míos.