domingo, 26 de septiembre de 2010

Capítulo 5...

Ambos policías se dirigían a casa de los familiares de la recién fallecida. Bea no paraba de darle vueltas a su anterior conversación con Decker. No entendía su forma de hablar sobre el sospechoso, pero el tiempo no le daba margen de distracciones. Los dos asesinatos se habían producido de una forma vertiginosa, y la inspectora quería detener cuanto antes aquella masacre. Seguía ensimismada en sus pensamientos sin cruzar ninguna palabra con Javier.
- ¿Crees que los dos asesinatos estarán relacionados?- dijo Javier rompiendo el silencio entre ambos y sacándola de sus pensamientos.
- Eso es algo evidente, ¿no crees?- respondió Bea con cierta brusquedad- . Lo más probable es que hayan sido obra del mismo autor. Lo bueno de todo este asunto, es que tenemos el nombre del principal sospechoso; y a estas alturas, Decker debe de estar investigando para ponerle la cara. Lo primordial ahora, es recopilar toda la información necesaria y la posible relación entre el sospechoso y la víctima.
Al llegar a la altura del portal detuvieron el coche y se dirigieron a investigar sobre los familiares de Mónica. La entrada de abajo estaba abierta, por lo que entraron sin problemas y se encaminaron a las escaleras que conducían al tercer piso. Se pararon ante la puerta de madera y llamaron, con dos toques leves, al timbre. Al cabo de unos segundos abrió una mujer, la cual no se sorprendió lo más mínimo al ver a los dos policías enseñando su placa.
- ¡Les he llamado para denunciar la desaparición de mi hija! ¿Saben algo?- exclamó la mujer.
- Siéntese por favor, tenemos que hablar de un tema delicado- contestó Javier con mucha suavidad- . ¿Cómo se llama?- prosiguió.
- Me llamo Lucía.
- Me temo que le traemos malas noticias Lucía. Su hija ha aparecido asesinada en las cercanías del puente romano.
- ¡No puede ser! ¿Quién sería capaz de cometer semejante atrocidad? ¡Mi hija jamás le hizo daño a nadie!
- Lo siento, de verdad, señora – respondió Bea- . Sabemos que es una situación muy difícil de asimilar, pero nosotros tenemos que continuar con nuestro trabajo y hacerle unas preguntas; espero que lo comprenda.
- Por supuesto que lo entiendo, y les ayudaré en todo lo que pueda- contestó Lucía con todo el aplomo que pudo.
- ¿Vive usted sola?- continuó Ella.
- No. Vivo con mi hija Noelia pero ahora mismo no está aquí, está trabajando. Mi marido murió hace unos años debido a un accidente.
- Bien, ¿usted conocía a un chico llamado Paco García? Lamento no poder enseñarle alguna fotografía, pero aún no disponemos de toda la información que quisiéramos del principal sospechoso.
- Pues así en frío, la verdad, es que no se me ocurre nadie con ese nombre y apellido.
- Haga un esfuerzo, por favor señora, tiene que ser alguien relacionado con su hija. Piense en amigos, compañeros de trabajo, antiguos compañeros de clase. Tiene que haber alguien en el entorno de su hija con ese nombre.
-¡Sí!- replicó Lucía después de unos instantes de silencio–. Recuerdo que, hace algunos años, mis hijas pasaban mucho tiempo hablando de un chico llamado Paco. Lamento no poder decirles el apellido, pero la verdad es que no tengo ni idea de cuál era.
- ¿Y por qué hablaban sus hijas tanto de aquel chico?- preguntó Bea con cierta celeridad.
- Creo recordar que fue un novio que tuvo Noelia, pero su hermana Mónica también estaba enamorada de él. Tuvieron bastantes conflictos debido a ese chico. La verdad es que a mí nunca me causó una buena impresión, por lo que mi hija jamás lo trajo a casa. Pero esto pasó aproximadamente hace unos nueve años.
- Cuéntenos más, por favor Lucia- dijo Javier volviendo a entrar en la conversación, ya que hasta el momento había permanecido al margen; escuchando el diálogo entre su jefa y la señora- . ¿Qué ocurrió finalmente con aquella relación?
- Al cabo de unos meses me enteré de que rompieron. Nunca supe el motivo exacto ya que ni Noelia ni Mónica me quisieron contar lo que pasó en realidad. Lo único que sé, es que una tarde vino Noelia totalmente derrumbada y sin parar de llorar, diciendo que Paco le había dejado. Yo le pregunté el motivo, pero ella solo me decía que quería olvidarle para siempre. Estuvo bastante tiempo encerrada en casa sin querer salir, apenas comía e incluso me estaba planteando en llevarla a un especialista. Por suerte, conoció a un chico extraordinario en el trabajo; eso hizo que mejorara bastante y olvidara aquella historia por completo.
- ¿Y su hermana Mónica cómo vivió la situación?- interrumpió Bea.
- Mónica era diferente a su hermana- replicó Lucía tragándose las lágrimas de dolor- . No sé cómo explicarles. Lo cierto es que nunca fue una chica a la que le gustara tener relaciones duraderas. Nunca le conocí algún chico que durara más de dos meses con ella. Mi hija tenía una personalidad bastante infantil ciertamente.
- ¿Volvieron a saber algo de Paco usted o alguna de sus hijas?
- Ellas nunca me comentaron nada sobre él. Yo en cambio sí que le veía diariamente hasta hace un par de años. Me cruzaba con él cada mañana por el puente que se observa desde la ventana. Yo iba a trabajar y supongo que él también. Pero de esto ya hace bastante tiempo como les he dicho; hace al menos dos años que no me lo volví a cruzar. Nunca conocí mucho a aquel chaval pero la verdad es que no tenía apariencia de ser capaz de matar a nadie.
- El hábito no hace al monje, ya lo sabe Lucía- exclamó Javier. De todas formas todo lo que tenemos ahora no es nada definitivo. ¿Podríamos hablar con su hija Noelia cuando vuelva del trabajo?
- Claro que sí- contestó Lucía. El problema es que no llega hasta las once de la noche.
- Pues si es así deberíamos de volver mañana por la mañana, ya que aún tenemos muchas cosas que averiguar- sugirió Bea- . ¡Una última cosa!, ¿sus hijas tenían a alguna amiga que se llamara Cristina?
- Es probable pero no lo sé exactamente. Mañana cuando vengan pueden preguntarle a ella que lo sabrá todo mejor- . Así que nada, mañana les esperamos aquí Noelia y yo- dijo Lucía nuevamente muy afectada debido a que había vuelto a recordar que jamás volvería a ver a una de sus niñas- . Haremos todo lo que esté en nuestra mano para que el culpable de habernos arrebatado a mi pequeña.
- Muchas gracias, nos ha sido de gran utilidad- dijo Javier despidiendo ya desde la puerta a Lucía.
Ya de vuelta al coche patrulla, volvieron a hablar los dos agentes.
- ¿Todo esto puede estar pasando solo por cuestiones sentimentales?- preguntó Javier.
- Pues podría ser. Hay gente para todo, ya lo sabes. Lo único cierto es que tenemos ya dos muertes encima de la mesa, y sinceramente, no creo que se detenga aquí. El problema es que siempre va él por delante y nosotros tenemos que ser más rápidos en todo este asunto.
- ¿Qué sugieres que hagamos ahora?- cuestionó Javier.
- Tú vete a casa a descansar, que estos días van a ser complicados y no quiero provocar tu divorcio anticipado. Además, yo aún tengo una conversación pendiente con Decker. He de averiguar que más ha descubierto sobre nuestro querido Paquito.
Bea acercó a Javier a su casa en el coche patrulla, después se dirigió a la comisaria intentando poner en orden sus ideas, ya que cada vez tenía más información; pero desordenada. Al fin llegó a la comisaría y se dirigió sin perder un segundo al laboratorio en el que trabajaba Decker de forma insistente. El médico forense era un obsesionado del trabajo. Bea no le conocía familia, ni siquiera le había escuchado nunca comentar algo sobre su vida personal. Él siempre decía que su vida era su trabajo. Esa devoción le hacía ser especial, el mejor. La inspectora ya había pasado por distintas comisarías dentro y fuera de Salamanca, pero de todos los médicos con los que había coincidido sabía de sobra que Decker era espectacular. No le conocía ningún error en toda su carrera profesional.
- ¡Decker¡- exclamó- , ¿sabemos algo más sobre la víctima?
- No sabría por dónde empezar- contestó con cierta ironía- . La chica murió al instante a causa de dos cortes en el cuello, los cuales se le causaron con una fuerza asombrosa. No entiendo cómo pudo hacerlo. También sé que el cuerpo fue trasladado, por lo que él la puso allí para que la descubriéramos. Parece que se siente bastante orgulloso de lo que hace y por eso lo muestra en público.
- ¿Las huellas coinciden con la del sospechoso que tenemos?
-¡Sí!, y eso es lo que más me asombra de todo este escamoso asunto- dijo Decker visiblemente sorprendido.
- ¿Y de qué te extrañas?, una persona puede ser perfectamente la autora de dos asesinatos, incluso de más, ¿no crees?- replicó Bea con un tono sumamente irónico.
- En eso tiene razón inspectora. Lo asombroso de todo este asunto, es que nuestro sospechoso, Paco García murió hace dos años y tres meses exactamente.
-¿¡Qué!? ¿¡Cómo es posible!? Decker, sabes que tienes que estar equivocado, ¡eso no puede ser cierto!
- Inspectora, siento decirle que si es cierto. Ya sabe que yo no doy nada por hecho hasta no estar absolutamente seguro de lo que digo. Pero lo he investigado y lo tengo todo. Certificado de defunción, esquelas… Sé hasta el lugar en el que está enterrado. Nuestro supuesto asesino murió junto a su familia a causa de un accidente de coche en la autovía que lleva a Ávila. Tengo los periódicos del día del accidente, los nombres aparecen bien claros y Paco era uno de ellos.
- ¡No puede ser, esto tiene que tener alguna explicación! Decker, yo sé que tú haces tu trabajo a la perfección y no puedes estar equivocado, pero yo nunca he creído en fantasmas y no voy a empezar a creer ahora.
- Yo tampoco pienso creer en esos cuentos jefa, pero hay que averiguar esto cuanto antes. Lo único claro que tenemos es que por ahí hay un perturbado que está matando a la gente, y además, lleva un ritmo bastante acelerado. Me temo que van a tener que pedir una orden a un juez para exhumar esa tumba.
- Lo dejo en sus manos Decker. Consiga esa orden para mañana, que Javier y yo iremos justo después de hablar con la hermana de la última víctima. Quizá ella pueda aclararnos algo de todo este caso.
- No te preocupes Bea, mañana a primera hora tendrás esa orden encima de tu mesa.
- Gracias Decker, y ¡buen trabajo!, como siempre- exclamó la inspectora ya saliendo del laboratorio.
Bea se montó en su coche con dirección a su casa con cara de pocos amigos. A medida que el caso avanzaba sacaban menos en claro. La situación era muy delicada. Ellos no hacían más que ir de un lado para el otro sin obtener algo concluyente para saber dónde buscar al asesino. La noche comenzaba a cerrarse y Bea empezaba a sentirse agotada. Solo un BMW, que se cruzó con ella a toda velocidad la sacó por un momento de sus pensamientos- . Si no hubiese tenido el día que llevo nadie te hubiera salvado de la multa- se dijo en voz baja. Llegó a casa dispuesta a  acostarse al menos cinco horas, aun a sabiendas que no sería capaz de conciliar el sueño por todo lo que rondaba en su cabeza.

7 comentarios:

Cathiie dijo...

me abeis perdido totalemtente como k paco esta muerto?¬¬
tss...sera un zombie..fijo..xDD
na me a encantado el capitulo esta superxulo de verdad
espero el siguiente em!!besitos!!(:

B€!t@ dijo...

Jajajajaja, siii, esta super genial y guayyy!!!! sii, esta muerto, pero ya se verá todo más adelanteeee!!! muahahahahahahaha!!! ahora m toka a mi escribirlo pero ke sepais que tardaré!!! xDDDD me alegro que te guste cathiee!!!! un beso, teQQQ besitos!!!

Cristina dijo...

alaaaa!!!! me abeis dejadoo =0 pacoo muerto? dios em estais rayandooo ajajajja su espiritu ao algo asi?? increible diooss lo aceis genial kiero el proximopronto ehh me encanto!! bss

peggi17 dijo...

Buenooo, m encantaaa y lo de la muert de PAco puede ser una de miles de posibilidades, supuestmente Paco iba en ese coche con su familia, pero al final nunca se llego a montar y en su lugar habia otra persona q creyeron q era el, osea asi murio. Otra, q tuviera un hermano gemelo el cual nunca se le habia conocido, bueno por mi cabeza pasan muxas ideas, menos lo de un zombie o fantasmaa, xDD jajajaj.
Pero q a lo q iba q m encantaa jeje bestos a los dos. y Bea n tardes muxoo o veras las consecuenciasss!!!!!!! jajaja tq

B€!t@ dijo...

Jajajajaajja, espiritu¿? ojú n´ña, tu as visto demasiadas pelis no cris¿?xDDDD
me alegro manoli que tengas tantas opiniones, pero eso ya se irá viendo poko a poko!!! lo uniko k tendreis k acer es esperar ya que yo tb estoy escribiendo mas historias. Jooo, a todos os an dao ganas de matar, no se pork será!!!! xDD os kero, un besote mis niñas y pronto estará el siguiente, en cuanto pueda!! muaks!!

Yersey Owen dijo...

Aquí estoy otra vez. Si no me gustara la historia ya habría dejado de leer, pero tengo curiosidad por saber como continúa, y la prueba de ello es que me estoy leyendo todos los capítulos segidos. Apuntes:
- Me esperaba el punto de vista del asesino, pero el capítulo aún así me ha gustado, jeje. Aunque que creo que deberías especificar en algún momento el tiempo transcurrido entre asesinato y asesinato (1-2 dias??).
- Sea lo que sea lo que pase con el asesino, (suplantación de identidad, muerte falsa, etc, etc), debes saber que si tienen una huella y un nombre, tienen una cara (le pertezca a él o no), pues por algo entregas las fotos para el D.N.I.
- Creo recordar que la segunda víctima tenía 22 años. Si según la madre conoció al tal Paco hace 9 años... ´Mónica tenía ¿¿¿13 años???? En ese caso, ¿cuántos tíene la hermana? No sé, yo con 13 años ni me fijaba en los tíos, y desde luego mi madre no me dejaba andar por ahí con ellos y mucho menos echarme novio a esas edad, y mira que mi madre es liberal, jejeje.
- Por último, el forense no tiene jurisprudencia para pedir una orden de exumación, o al menos, eso creo. En ese caso, tendrían que hacerlo uno de los dos polícias, pedir la orden al juez de turno y eso´. En ese sentido creo que tienes que documentarte, aunque a lo mejor ya lo has hecho y yo estoy metiendo la gamba, que todo puede ser, xD

B€!t@ dijo...

La verdad.. no nos hemos informado de nada de lo k respecta a la historia!!! Yo kreo k el forense si podria pedir esa orden para poder examinar el cuerpo muerto. Lo siento al decepcionarte y esperar el del asesino, pero tenemos k dar mas juego a las victimas, k hagan interrogatorios y demas!! Se supone k pasan dias de un asesinato y otro!! Tampoko keremos detallar todo minuciosamente pork se volveria un poko aburrido, pero supongo k tienes razon!!! Te digo k puede ser cierto ke las niñas tengan 13 años. Conozco a alguien k tenia 10 años y estuvo con una de 7 haciendo cosas de mayores!! Yo a los 13 años si me fijaba en chicos, otra cosa esk m dejaran acercarme, jajaja!!! Me alegro k kieras seguir leyendo!! A ver si tus sospechas son ciertas!!! Bss