sábado, 9 de octubre de 2010

Capítulo 6...

Pasaban cuatro horas de la medianoche. Noelia por fin había conseguido conciliar el sueño. Los últimos días fueron muy difíciles para ella y para su madre. Su padre murió unos años antes debido a un horroroso accidente en las vías del tren, pero no imaginaban que el destino les deparaba otra pérdida, la cual les sucedió hace apenas dos días. Se trataba de su hermana Mónica, cruelmente asesinada.
Se escuchó un ruido y Noelia se despertó sobresaltada con los ojos abiertos, casi saliéndoseles de las cuencas. Posó su mano derecha en el pecho por la impresión y respiró agitadamente. Se quedó parada unos segundos para comprobar que volvía a escuchar aquel ruido. Cuando se convenció que podría ser fruto de su imaginación, se recostó de nuevo y cerró los ojos para intentar conciliar otra vez el sueño.
Comenzó a pensar en la conversación que tuvo hace horas con su madre, nada más llegar a casa después de trabajar.
- Hija, han estado dos policías aquí en casa- comenzó Lucía.
- ¿Encontraron a mi hermana?- preguntó ella ansiosa.
- Si- contestó con un hilo de voz.
- ¿Dónde está?- empezó Noelia a ponerse nerviosa y mirando de un lado a otro buscándola.
- Quiero que me cuentes que te pasó con Paco.
- ¿Qué tiene que ver él con mi hermana?- preguntó con lágrimas en los ojos y con un poco de extrañeza en su voz.
- Solo cuéntame, por favor- suplicó Lucía.
-  Fue hace mucho tiempo. Estábamos muy felices, o eso creía yo. Un día fui a casa de mi ex, Oscar. No se cómo, Paco se enteró que nos enrollamos y me dejó. Yo intenté explicarle que no significaba nada para mí. Oscar quería volver conmigo y yo estaba confundida, pero en cuanto vi que podía perder a Paco se me aclaró todas mis dudas. Desde entonces no quise saber de él, odiándolo por no dejarme explicar y no querer volver conmigo.
- ¿Eso es todo, hija?
- Si, mamá. Ahora dime, ¿qué tiene que ver Paco con mi hermana? ¿Ella dónde está?- preguntaba desesperadamente.
Hubo un silencio incómodo de unos segundos, pero para Noelia fueron eternos.
- ¡Habla ya, mamá!- exigió.
- Verás… Ven, será mejor que te sientes- indicó Lucía a su hija a sentarse en el sofá con un tono calmado; intentando tranquilizarla, mientras hacía tiempo en buscar las palabras adecuadas para que no sonara brusco.
- Me estás asustando, ¿qué pasa?- Noelia gimió en sentido triste, haciendo que sintiera verdadero pánico por lo que le fuese a decir su madre.
- Me dijeron los policías que… tu hermana… la encontraron asesinada y que el culpable de su muerte podría ser Paco- Lucía soltó toda la información de golpe, casi sin respirar, para que su hija no la interrumpiera. Al finalizar observó que ella estaba en estado de shock. Su postura estaba con la boca y los ojos abiertos, estando paralizada y mirando al vacío. La mueca de su cara indicaba que estaba totalmente desencajada por la noticia.
- No… puede… ser… cierto- consiguió pronunciar después de un rato- . ¿Mi hermana muerta? ¿La mató Paco?- preguntaba atropelladamente mientras miraba a su madre con verdadero pánico y tristeza.
- Mi niña- dijo Lucía llorando y cogiendo a la vez las manos de su hija para intentar consolarse ambas- , ya sé que es difícil de creer pero es cierto. Mañana vendrán los agentes para preguntarte sobre Paco y vuestra relación. Desde siempre, nunca me ha dado buena espina ese chico y con su apariencia, dudo que sea un asesino, pero a estas alturas… ya me creo que sea capaz de matar cualquier persona aunque no dé el perfil.
Noelia solo asintió con la cabeza y sollozaba. Su madre la abrazó fuerte para calmarla y darla fuerzas.
No pudo evitar volver a llorar al recordar aquella conversación. No aceptaba que su hermana ya no volvería a estar con ellas. Se abrazó fuertemente a la almohada como si su vida dependiera de ello. Sin darse cuenta, quedó profundamente dormida.
Unas horas después, se oían pasos sigilosos sobre la madera de la casa. Era parquet y con cualquier pisada mal dada, se escucharía hasta en la calle. Aquel desconocido abrió una puerta con lentitud para que no hiciese ruido. Lucía descansaba tranquilamente. Volvió a cerrarla y regresó tras sus pasos. Ahora se dirigía por el salón hasta otra puerta. Hizo lo mismo que con la anterior y miró como Noelia dormía abrazada a su almohada con las cejas fruncidas. Entró muy despacio, cerrando la puerta tras él. La habitación estaba fresca, sintiendo una pequeña brisa a causa de tener la ventana abierta. Se iba a sentar en la silla del escritorio, colocado al fondo de aquel dormitorio. Seguía andando con pasos cautelosos en aquella dirección. La habitación estaba a oscuras, lo que hacía más fácil que no le viesen el rostro. Aun así él se puso el pasamontañas y esperó a que ella despertara; no sin antes, taparle la boca con cinta aislante para que no gritara. También la maniató, para que no intentara quitarse la mordaza.
A las pocas horas más tarde, Noelia se despertó. Se sentía extraña. Cuando pretendía estirarse, se dio cuenta que no podía. Comenzó a observar que estaba atada de manos y pies, impidiendo que pudiese subir los brazos a su cabeza. Miró fijamente enfrente de ella, enterándose que había un hombre sentado en su silla de escritorio y con pose de estar esperando.
- Ya pensaba que no despertarías- comentó burlón- . ¿Cómo has amanecido hoy?- añadió.
Hizo una pequeña pausa y prosiguió.
- ¡Vaya! Parece que no me quieres contestar- volvió a decir irónicamente.
Se levantó de la silla y se acercó a la cama con paso tranquilo y sin prisa. Cuando estuvo cerca de Noelia, se agachó; quedando de cuclillas frente a ella.
- Ni se te ocurra chillar, será en vano- susurró distante y feroz.
Dicho esto, el hombre le quitó la cinta con demasiada velocidad, haciendo que la chica se quejase y moviera los labios de un lado a otro.
- ¿Quién eres?- preguntó entre curiosa y asustada.
- Puedes llamarme Jato, encantado- asomó una sonrisa falsa en su cara- . Basta de presentaciones, comen…
- Paco, ¿eres tú?- le interrumpió.
- Da igual quien sea, ¿no?- pronunció aquellas palabras con una voz fría y dura.
- ¿Por qué haces esto?
- No es de tu incumbencia- replicó- . Además, ¿qué más te da por qué lo haga? Tú hiciste otras cosas que ni pensaste en el sufrimiento que ocasionabas.
- Perdóname, estaba confundida- rogó con súplica. Sentía miedo en su interior por lo que pudiese hacerle. Si fue capaz de matar a su hermana, puede que sea capaz de matarla a ella.
- Ya es tarde para disculpas y contemplaciones. Basta de charlas, ¡estoy harto!- soltó las palabras como puñales, casi escupiéndolas como si fuesen fuego.
Se incorporó y se dirigió hacia el escritorio. Se sentó encima de la mesa y detrás de su gabardina, sacó algo. Noelia temía por su vida. Intentó razonar con él, pero eso parecía que le enfureciese aún más. Jato se acercó con pasos agigantados y enseñó a Noelia un cuchillo afilado, como los que usan los militares para cortar cualquier utensilio. Se veía muy afilado. Apoyó la punta de éste en forma pensativa. Noelia se asustó, no sabía qué hacer para salvar su vida.
- ¡No lo hagas, por favor!- gimió mientras brotaba de sus ojos un par de lágrimas.
- ¡Cállate!- contestó furioso.
- ¡Por favor!- suplicó con los ojos cerrados y sin parar de llorar.
- Me estás colmando la paciencia, mocosa.
A continuación de decir esas palabras, cortó bruscamente la cuerda de las manos. Automáticamente, Noelia extendió los brazos y dejó libre y destapado el pecho de ella, lo que hizo reaccionar a Jato para apuñalarla en el pecho izquierdo, justo en el corazón. Noelia escupió sangre pero aún vivía, milagrosamente. Mientras él la apuñaló, le surgió una gran idea; lo que hizo que sonriera maliciosamente. Movió el cuchillo hacia el estómago, haciéndole una abertura grandísima. Aquello provocó un gran chorro de sangre que le salpicó la cara. Empezó a hurgar con el arma, consiguiendo que la herida sea más grande y profunda. Estuvo así durante unos minutos, hasta que sacó el cuchillo y pudo ver sus intestinos. Metió la mano y los esparció por toda la habitación. Cogió un clínex y lo sacudió, para después limpiar la fina hoja de sangre y la empuñadura. Se guardó el arma donde lo tuvo colocado antes y salió de la casa sin hacer ruido con el cuerpo a cuestas, tapado con las sabanas y el edredón.

12 comentarios:

peggi17 dijo...

El hijooo puta!!!!!!! q corazon mas frioo tiene el bichooo, q sueltez pa matar gentee hijooo!!! buenooo q esooo Q M ENCANTA!!!!!!!!! jjajaja deseandoo leer el siguiente, ns cual de los dos lo ha escritooo pero esta al pelo!!!!!! m encantoooooo xDDD

B€!t@ dijo...

Manoliii, me alegro que te haya encantadoooooo, lo escribí yoooo!!!!!! asik... estavez he siido dura, no? :S bueno, k espero k pronto el siguiente, que ya me está gustando escribir esta historia!!! estaba inspirada!! un besote mi niña, te kierooo!!!!

Cristina dijo...

coñoo beaaaaaaaaaaaaa eres dioooosssss k hijo putaaaaaaaaaaaaaaa alaa te as asadooo no?????? madr emia pero sta genial me as tenido enganchadaaa xDDD sigue asi me encaot el capitulo chicos a ti tb pacoooaunk seas una sesino xDDD bss

la_ninia_eli dijo...

porfavor pero este tio lo k es es un hijo de puta
esk me lo cargaba te lo juro
para una xica k no tenia la culpa de nada, vale son ucernos pero intento pedirle perdon y el no la dejo
pobrecilla ella y la madre k a perdido a sus dos hijas y aora si k no tiene el apoyo de ninguna :S
segir asi besos

B€!t@ dijo...

Jajajajajaja!!! Gracias a todas por comentar eh¿? quiero recordar que esta historia esta situada en la misma ciudad de Salamanca y que está basada en echos relaes, sin contar con los asesinatos!! Quiero recordar que es una historia ficticia y que paco no es un asesino xDD jajaja!!! aunk en el fondo lo desea, jijiji. Bueno, espero que esté pronto el siguiente y sigais disfrutándolo tanto como nosotros escribiendolo. Cada vez será más sorprendente. Besos, os kiero!!

M.F.R. dijo...

Ha sido impresionante, bastante mejor redactado que la mayoría de historias que he leído y, también al contrario que el resto de esas historias, respetas bien el orden de las cosas y no pasa todo demasiado rápido. Sublime, de veras.

Cathiie dijo...

flipas!!! pero xq se las carga??¬¬
al final tenemos k acer una asociacion contra el jato este em!!¬¬
me encanta de verdad un capitulo maravilloso y me flipa como explicais todo, es mazo de sencillo de imaginar y yo que nunca pense que me iria a imaginar como un asesino iba a matar a alguien pues vosotros lo habeis conseguido jajaja na enserio esta superbien me encanta!besitos!(:

B€!t@ dijo...

Jajajajaja, de verdad... me encanta que flipes, jajajaja!!!! mola mazo que digais que es super facil de imaginar, k es corta y agradable la lectura y aunque es fuerte, las palabras son mas cultas que de costumbre... lo entendais todo a la perfeccion y os guste tanto!! ains, os kero em¿?
Hacer una asociacion contra el jato este si kereis, jajaja, pero yo a algunas de estas xikas tb las mataba!! por cierto cathie, al ser esta tu respuesta, mezclada con la de M.F.R. decirte que saber pork las mata.. se sabra kreo k al final!!xDDD un besito, os kero!!!

Anónimo dijo...

O_o
Dios...cuanta sangre..y ala más..más..jajajaj
Que sadico el tio...
Pero engancha sí,porque..tendra que terminar bien y con explicaciones¿no?
Ala,espero el siguiente ;D
Un beso.
Sara

Yersey Owen dijo...

Vale. Buenísimo que él se presente en su casa para matarla. Al tío se le ve con luces para apañárselas sin que se den cuenta de su presencia. Se nota que le gusta la perfección. Te aseguro que este capítulo me ha encatando, era previsible que ella también cayese.

El único error que he detectado es que al principio dices que Noelia ha sufrido la pérdida de su hermana hace dos días (recuerda que pérdida se refiere a muerte y no a desaparición a no ser que sea por un largo de periodo de tiempo, que no es el caso) y si embargo, cuando ella recuerda la conversación con su madre, cuando la dan la mala noticia, dices que ha sido esa misma noche.

Por lo demás muy bien. ;)

B€!t@ dijo...

Lamento decirte k esa primera parte, no la escribi yo, sino mi compañero!!! Ami tampoko me cuadraba mucho pero si la cambiaab mi compi m pegaba, jajajaja!!! Es broma,pero si k lo escribió el!! Por lo demas, si ke lo escribí yo y me alegro que de verdad te mole!!! MMe has alegrado un poko la noche con tanta crítica xDDDDD

Anónimo dijo...

Me gusta mucho esa historia, un poco sangrienta pero muy buena, ahora esperar el siguiente capítulo!
Un beso